LA PEQUEÑA PERO GRANDIOSA VILLA DE GUADALUPE


Por Emilio J. Lezcano    carsNtravel.com     Fotos Autor

Si hay algún sitio interesante, digno de ser visitado,  en la comunidad autónoma de Extremadura es Guadalupe, un pequeño pueblo de la provincia de Cáceres que está situado en la comarca de Las Villuercas. El turista recibe la primera impresión al llegar por carretera y contemplar una vista panorámica de bellos paisajes y encantadores detalles de su campiña.

Está localizado en la falda meridional del cerro Altamira y se destacan antiguas casas, agrupadas en viejas calles, con  típicos soportales de madera y balcones florecidos que evocan tiempos de austeridad y alegría. En la parte baja de la ciudad, en la calle Sevilla, la plazuela de las Eras, con algunas edificaciones de los siglos XIV y XV forma un conjunto de belleza medieval.   Aun sigue viva la labor de la artesanía del cobre y otros metales donde sobresalen sus cántaros, ánforas y calderos que pregonan el estilo de estas bellas producciones locales.

El monumento histórico artístico más importante es su Real Monasterio y Santuario de Santa María de Guadalupe, declarada en 1907 Patrona de Extremadura y coronada como Reina de las Españas el 12 de octubre de 1928. Más tarde, el 8 de diciembre de 1993 Patrimonio de la Humanidad. La fachada principal de su imponente mole y atrio da a la Plaza Mayor de la villa, un espacio de reconocida hermosura, con viejos soportales y apretadas edificaciones, algunas de rasgo medieval.  Otros monumentos antiguos como el Colegio de Infantes y Hospital de San Juan Bautista, convertido hoy día en el Parador de Guadalupe y Nacional de Turismo, realzan la belleza e historia del lugar.

Según los relatos de los vecinos dicen que un pastor encontró una talla de la virgen María en el río Guadalupe a finales del siglo XIII. Cerca del sitio donde se encontró la imagen se construyó una ermita alrededor de la cual surgió el asentamiento actual con el nombre de Puebla de Santa María de Guadalupe.

La historia de este santuario comienza a finales del siglo XIII y se afianza durante el reinado de Alfonso XI, rey de Castilla y de León.  Hacia 1330 visitó la primera iglesia y encontrándola pequeña y en estado ruinoso, mandó edificar otra.  Después de la victoria del Salado volvió el rey a Guadalupe, en 1340, ennobleció el templo y lo declaró de su real patronato.

Frente a la Plaza Mayor se  yergue la hermosura e imponente fachada del santuario en medio de dos esbeltas torres y delante de un atrio de granito, con un recinto  espacioso, de tres amplias naves severas y elegantes de estilo gótico con algunos elementos mudéjares, construido en el siglo XIV.

La entrada al monasterio se realiza por la antigua portería o mayordomía, después de pasar por un amplio atrio descubierto y elevado sobre la plaza, cerrado en sus extremos por una balaustrada y precedido por una ancha escalinata de doble tiro

Durante el recorrido se llega a la  Portería y Claustro de la Mayordomía, una pieza de destacada belleza del siglo XV; el Museo de Libros Miniados, que alberga una colección de más de 90 ejemplares confeccionados en piel de los siglos XIV al XIX;  Claustro Mudéjar, con dos plantas y en el centro del jardín se yergue un elegante Templete lo más genial del gótico-mudéjar erigido en 1405; Museo de Bordados, una maravillosa colección de ornamentos y telas ricas hechos en un taller local en los siglos XV al XIX;  Museo de Pinturas y Esculturas,  entre las pinturas sobresalen tres lienzos del Greco; La Sacristía, una espléndida estancia de los años 1636-1645, la pieza más armónica del santuario; El Relicario Tesoro de Nuestra Señora, acomoda los mejores objetos artísticos del tesoro de la Virgen y el  Camarín de Nuestra Señora, enclavado en una espléndida torre en forma de rotonda y decorado con magnificencia. La talla pertenece al grupo de vírgenes negras de Europa occidental de los siglos XI-XII. Desde el siglo XIV aparece vestida con ricos mantos y joyas. El visitante al acercarse a esta imagen siempre se impresiona. Su rostro de inefable dulzura y serena majestad eleva el ánimo de los que la visitan y veneran en su trono de Guadalupe.

La ciudad está ligada a la gesta descubridora y colonizadora de América, Cristóbal Colón pasó por Guadalupe en 1486 y 1496, y también de regresó de América en 1493 para dar gracias por el descubrimiento. En este lugar, en el año 1496, recibieron bautismo los primeros indígenas traídos por Colón de su segundo viaje a América, y los conquistadores extremeños llevaron el nombre de su patrona por muchos lugares de América, siendo asimilada la imagen por los nativos del nuevo continente. Frente al Monasterio hay una fuente y una enorme placa donde se detalla el bautismo de los indígenas.

Otro edificio histórico que se destaca es el  Parador de Guadalupe, justo al frente del Monasterio, un elegante conjunto con sabor mudéjar y el resultado del antiguo Hospital San Juan Bautista y Colegio de los Infantes que sirvió de hogar para los peregrinos.

La visita a este santuario depara siempre momentos de honda satisfacción. La religiosidad popular, la historia y el arte acompañan al visitante durante todo el recorrido. El actual Real Monasterio de Santa María de Guadalupe es considerado como uno de los mayores símbolos de Extremadura y la Virgen de Guadalupe que es también patrona de esta región.

Datos Útiles
Cómo llegar?
Iberia tiene vuelos diarios a Madrid. Desde aquí, por carretera, hasta Guadalupe, dos horas y media.

Donde hospedarse?
Parador de Guadalupe.  El Parador está ubicado en el pleno Centro Cultural e Histórico, frente al Monasterio de Santa María, calle Marqués de la Romana, 12, 10140 Guadalupe, España. Teléfono  +34 927 36 70 75. Email Guadalupe@paradores.es

Guadalupe se encuentra a 130 kilómetros de Mérida y Cáceres, y la carretera N-V Madrid-Lisboa, es el punto de referencia para las diferentes rutas que acceden a Guadalupe.  Para más información llamar a la Oficina de Turismo de España en Miami, teléfono 305 476-1966 o consulte a su agente de viajes.
ejlezcano@carsntravel.com

 

 

Posted in TRAVEL and tagged , , , , , , .

Emilio Lezcano

Journalist - Editor - Photographer
Professional Race Car Driver

Leave a Reply