PUERTO RICO Historia, arquitectura, sus playas y El Yunque


Por Emilio J. Lezcano       carsNtravel.com

La Isla del Encanto, como se le conoce, es un destino turístico muy popular, que abarca un sin número de ofertas para los visitantes de todo el mundo. El  carácter alegre y hospitalario de su gente, además de su música, ofrece una rica historia, arquitectura colonial, hoteles de todas las categorías, hermosas playas, impresionantes montañas y, como si fuera poco, en ocasiones presentaciones globales de automóviles.

Borinquen, el nombre original de la Isla, estaba poblado por varias tribus indígenas, entre ellas la taína, antes de ser descubierta por el navegante genovés Cristóbal Colón en su segundo viaje al Nuevo Mundo en 1493. Tras el descubrimiento se llamó San Juan, en honor a San Juan Bautista, el santo patrón de la Isla, y más tarde fue cambiado a Puerto Rico.

Los indios taínos habían desarrollado una avanzada cultura en comparación con otras encontradas en el Caribe. Muy poco ha quedado de la cultura indígena en la isla, quizás pocas palabras en arawak, algunos instrumentos musicales y dos impresionantes zonas arqueológicas conocidas como Caguana Indian Ceremonial Park, situada en la parte más alta de las montañas, cerca de Utuado y la otra cerca de Ponce.

Sin embargo, la herencia española ha dejado una enorme huella en Puerto Rico, especialmente en la parte antigua de la capital, más conocida como el Viejo San Juan. Siglos antes de ser declarado Zona Histórica Nacional en 1949, el Viejo San Juan era ya un extraordinario museo al aire libre. Estructuras arquitectónicas de los siglos XVI y XVII, cuidadosamente preservadas, adornan prácticamente cada esquina de la ciudad amurallada.

Mi visita a Borinquen, la tierra del Edén, estuvo ligada con la introducción de los nuevos modelos MINI Cooper y MINI Copper S 2014. Y no es de extrañar que la firma automovilística MINI haya escogido a Puerto Rico para esta ‘premiere’, ya que la isla representa el mejor mercado para MINI en todo el Caribe.

Como es de esperar en un evento de esta categoría la selección del hotel no pudo ser mejor, se trata del elegante hotel Ritz-Carlton Reserve Residence West Beach, en Playa Dorada, localizado a unos 30 minutos del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín. Este lugar fue propiedad del Dr. Alfred T. Livingston, quien tenía plantaciones de cocos y piñas. Más tarde su hija Clara construyó una pista para aviones y entre los visitantes de la hacienda se encontraba Amelia Mary Earhart. Más tarde la propiedad pasó a manos de Laurance S. Rockefeller y en 1958 se inauguró el hotel.

La propiedad ofrece instalaciones y servicios de primera calidad,  hermosos jardines, un campo de golf, una preciosa playa adornada con arena dorada y bellas formaciones rocosas y excelentes restaurantes.

Desde el hotel salimos hacia el centro del Viejo San Juan, donde tuve la oportunidad de palpar de cerca sus monumentos históricos como las fortalezas militares, museos, sus pequeñas y estrechas callejuelas de adoquines, adornadas con casas y edificios que datan de la época de la Corona Española.

En 1493, en su segundo viaje a América, Cristóbal Colón descubrió la isla y la bautizó con el nombre de San Juan Bautista y en la actualidad se conoce con el nombre de Puerto Rico.

Rápidamente, San Juan se convirtió en el puesto militar español más importante de América. En 1508, Juan Ponce de León fue nombrado por el gobierno español primer gobernador de la isla. Fue él quien fundó el establecimiento original, Caparra, al oeste de la actual área metropolitana. La ciudad fue construida en una isleta hacia 1521.

España, para defender la isla de los intentos de conquista por parte de ingleses y holandeses, construyó los fuertes militares Castillo San Felipe del Morro y el Fuerte San Cristóbal.  Las construcciones fueron autorizadas por el rey Carlos I de España.

La Fortaleza, en uso continuo desde 1544, es la mansión ejecutiva más antigua de América. Fue anteriormente el antiguo Palacio de Santa Catalina y hoy es la residencia oficial del gobernador de Puerto Rico. Justo al borde del costado sur de las murallas del Viejo San Juan, dominando el bello paisaje, se encuentra la Casa Blanca, por generaciones residencia de la familia Ponce de León.

En la actualidad alberga dos museos, en la primera planta se visita el Museo de Casa Blanca, que ilustra el estilo de vida de una familia prominente de San Juan en los siglos XVI y XVII, y en la segunda planta, el Museo Étnico-histórico del Indio Taino, con piezas arqueológica, maquetas e información antropológica relativa al mundo indígena precolombino de la Isla.

El Castillo San Felipe del Morro es una fortificación española del siglo XVI, se trata de una imponente construcción militar construida sobre un enorme peñasco. Las primeras defensa en la zona de El Moro comenzaron en 1539 con un pequeño fortín localizado a la entrada de la Bahía de San Juan. A través de los siglos se hicieron restauraciones y ampliaciones hasta hacer de la fortaleza la estructura que es hoy.

Los visitantes pueden caminar y observar de cerca lo que fue un inmenso campo de batalla. Aquí fue donde el famoso Sir Francis Drake tuvo que “poner pie en polvorosa” en el año 1595. Ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1983 y es parte del Sitio Histórico Nacional de San Juan y de Parques del Departamento del Interior de los Estados Unidos. Hoy en día es una de las principales atracciones turísticas de Puerto Rico, con exhibiciones de artefactos de la época de la colonización usados por españoles, indígenas y africanos.

Después de disfrutar del Centro Histórico de San Juan, nos dirigimos a las montañas donde tuve la oportunidad de lanzar a fondo a los dos modelos de MINI para el 2014: MINI Copper y MINI Copper S, a través de carreteras sinuosas que hicieron de la prueba todo un éxito y al mismo tiempo demostraron la capacidad de ambos modelos.  En el camino, se puede disfrutar de varios sitios con vistas impresionantes del entorno y también una parada donde se encuentran los vendedores de frutas y vegetales. A la hora de la comida, hicimos una parada en la bella playa Gasoline Beach, con aguas tranquilas y unas espectaculares formaciones rocosas. Esta playa es un verdadero paraíso para los que buscan la tranquilidad y los practicantes del ‘surfing’.

Desde el hotel llegamos al impresionante bosque tropical El Yunque y la Playa de Luquillo. El Yunque es una de las reservas naturales más antiguas del Hemisferio Occidental. Protegido por la Corona Española desde 1876, es hoy el único bosque tropical en el sistema de Bosques Nacionales de los Estados Unidos.

Desde 1976, El Yunque es una de las Biosferas designadas por el Programa del Hombre y la Biósfera de la UNESCO. El bosque recibe una precipitación pluvial anual de casi 400 mil millones de litros.

Aquí el visitante puede apreciar de cerca sus cascadas, orquídeas silvestres, helechos gigantes, imponentes árboles de tabonuco,  palmas silvestres y el encantador canto del ‘coquí” la pequeña ranita típica del lugar.

Por la carretera No. 191, antes de llegar al tope de la montaña, se pueden ver muchos sitios de interés, especialmente la cascada La Coca, hasta llegar  a la torre de observación Yokahu. Una caminata bordeando el río Espíritu Santo, lleva al visitante hasta la famosa cascada La Mina.  Si el turista va preparado con un traje de baño puede disfrutar de las delicias del agua fresca y cristalina que se deposita en las piscinas naturales del río.
ejlezcano@carsntravel.com

 

Posted in PUERTO RICO, TRAVEL.

Emilio Lezcano

Journalist - Editor - Photographer
Professional Race Car Driver

Leave a Reply